El crowdfunding como primer paso hacia la consolidación de productos en el mercado

campañas de crowdfunding que funcionan edicion 2021

El 25 de febrero, el Programa Boxlab 4.0 celebró una Jornada Virtual en torno a los beneficios y las oportunidades que se desprenden del crowdfunding.

Bajo el título, Campañas de crowdfunding que funcionan, los asistentes pudieron disfrutar de un encuentro repleto de aprendizajes y casos de éxito por parte de algunos de los protagonistas de la jornada.

Campañas de crowdfunding que funcionan

Durante todo el evento, Ángel González, uno de los mayores expertos a nivel internacional en torno al crowdfunding, ofreció sus consejos y experiencia a todos los asistentes. Sus aprendizajes, y su dilatada trayectoria en este ámbito, permitieron a todos los presentes disfrutar de una formación única.

“Toda campaña de crowdfunding es además una campaña de marketing y comunicación, ya que trata de dar a conocer una marca, producto o servicio”, afirmó, manifestando la importancia de tener una visión de empresa con una perspectiva global.

Rubén Rubiales, CEO de Lesielle, fue el invitado especial de la jornada. Lesielle inauguró el concepto de cosmética adaptativa, ofreciendo al usuario la opción de personalizar una solución cosmética apoyándose en el crowdfunding como método de financiación.

Rubiales ha puesto de manifiesto la importancia de preparar a conciencia la campaña de crowdfunding con una metodología de trabajo planificado y estratégico que permita alcanzar el éxito sin dejar nada al azar, asumiendo la importancia del medio y el largo plazo en cada proyecto. Al mismo tiempo, ha recalcado la necesidad de “contar con un sitio web optimizado, con una imagen definida” como un elemento fundamental.

Además, también estuvieron presentes tres de los proyectos finalistas de la segunda edición, que compartieron una mesa redonda con Rubén Rubiales y ahondaron en los beneficios del crowdfunding. Patricia Díaz, CEO de La Poeta, afirmó que gracias a Boxlab 4.0 su proyecto recibió “más de 600 feedbacks que le permitió llevar a cabo múltiples ajustes en su producto”, adaptándolo así a los intereses reales del mercado.

Se trata del tercer año consecutivo de Boxlab 4.0, que se celebra gracias a la unión entre la Cámara de Comercio de Tenerife y la Fundación MAPFRE Guanarteme, y con el apoyo de diferentes empresas y organizaciones que forman parte del tejido empresarial de las islas. Entre ellas, Conecta Software – Partner Platinium de PrestaShop en Canarias – y Grupo Valora – SEUR.

La Fundación MAPFRE Guanarteme trabaja para impulsar acciones dirigidas al fomento del empleo y el emprendimiento, apostando por la detección del talento y la promoción de proyectos de creación de empresas innovadoras.

“En definitiva, por el apoyo a iniciativas que ayuden al crecimiento de nuestra sociedad tanto a nivel económico como a nivel social”, afirmó Esther Martel, directora de la Fundación MAPFRE Guanarteme.

En concordancia con las palabras de la directora de la Cámara de Comercio, Lola Pérez, ambas entidades apuestan un año más por la estrecha colaboración para la puesta en marcha de esta nueva edición del programa Boxlab 4.0.

Toni Expósito, director de Conecta Software, se ha mostrado “encantado de apoyar los proyectos por tercer año consecutivo, para que la parte tecnológica de ecommerce sea lo menos dolorosa posible”.

Jessica Pérez, de Grupo Valora – SEUR, destacó “el valor de tener en un mismo programa de aceleración la logística, la tecnología y la estrategia”. “Un conjunto completo de recursos que necesita una startup de producto”.

Productos innovadores de gran repercusión

Cuando apenas faltan dos semanas para el cierre de la convocatoria, Boxlab 4.0 ya cuenta con decenas de inscripciones que aspiran a formar parte de esta aceleradora pionera especializada en productos tangibles.

El éxito en las dos ediciones anteriores, alcanzando el 100 % de la financiación planificada para los 12 proyectos que llegaron a la fase final, actúa como la mejor garantía para el nuevo emprendedor, que ha visto en Boxlab 4.0 una de las aceleradoras mejor posicionadas y con mayor especialización del sector.
María Victoria Cairós, coordinadora del Área de Innovación y TIC de la Cámara de Comercio, intervino ofreciendo las perspectivas en torno a los cuatro pilares sobre los que se apoya Boxlab 4.0: Tecnología, Formación, Estrategia y Validación.

Y una vez finaliza la campaña, ¿qué?

Boxlab 4.0 ofrece una experiencia única al emprendedor. Cada uno de los proyectos seleccionados son asesorados de manera personalizada, atendiendo a sus necesidades y particularidades individuales.

No obstante, una de las dudas más habituales en el universo emprendedor es ¿qué ocurre cuando finaliza la campaña? Rubén Rubiales afirmó que “se mantiene un flujo constante de nuevos clientes y proveedores”, por lo que el proyecto se mantiene tras el pico inicial. Patricia Díaz, por su parte, ha manifestado la misma tendencia en su proyecto.

Otra de las iniciativas finalistas de la última edición, Histo y Tea, ha puesto en valor también la tracción que una campaña de crowdfunding puede tener para la evolución del proyecto, siendo en su caso un multiplicador de otras líneas de su modelo de negocio, llegando, incluso, a ser contactada por cadenas de televisión nacionales interesadas en adaptar su producto a su programación infantil.

El crowdfunding se consolida, por tanto, como una de las mejores herramientas del momento al ofrecer un aprendizaje mucho más dinámico y ágil en torno a las necesidades del mercado actual.

Hasta el 15 de marzo, todos los emprendedores que cuenten con un producto diferente pueden formalizar su inscripción en la página web oficial de Boxlab 4.0: https://boxlab.es/.

inscripcion tercera edicion boxlab 2021

Se abre la 3ª edición de Boxlab 4.0, aceleradora de productos tangibles pionera en España

Boxlab 4.0 arranca el 5 de febrero su tercera edición. Tras el éxito de las dos primeras ediciones, en las que todos los proyectoss seleccionados alcanzaron el 100% de los objetivos de financiación definidos, la aceleradora digital especializada en productos tangibles consolida su posicionamiento en el mercado. Para ello, continúa con su ideal de captar la atención de los proyectos más innovadores de las Islas Canarias.


En esta nueva edición, el emprendedor podrá disfrutar de diferentes servicios y una gran cantidad de herramientas que permitirán recorrer todas las fases existentes entre el prototipo del producto hasta su posterior lanzamiento en el mercado. Por tercer año consecutivo, la celebración de esta nueva edición es posible gracias a la alianza entre la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife y la Fundación MAPFRE Guanarteme.


Boxlab 4.0, hacia un escenario favorable para el emprendedor

Los proyectos seleccionados por parte del equipo de expertos de Boxlab 4.0 podrán disfrutar de formación, coaching empresarial y tecnología 4.0 para poder llevar a cabo el desarrollo de sus productos. Este programa permitirá a los seleccionados disponer de una serie de herramientas tecnológicas avanzadas, así como la estrategia, el diseño y el soporte para llevar a cabo una campaña de crowdfunding.

A través de esta plataforma, se trabaja para validar y comercializar los productos en el mercado real, acelerando todas las fases que transcurren entre el prototipo hasta la posterior puesta en el mercado.
Boxlab 4.0 se trata de una acción pionera en nuestro país. Persiguiendo el objetivo de satisfacer la necesidad existente en el mercado real: impulsar la comercialización de productos tangibles en un contexto tan competitivo como el actual. Por sus características, los productos tangibles presentan unos ciclos de desarrollo superiores a los que podemos encontrar en el ámbito digital. Boxlab 4.0 permite llevar a cabo su validación en el mercado antes de asumir el coste económico que se desprende de este conjunto de fases.


Un apoyo a emprendedores

Los proyectos seleccionados contarán con sesiones formativas personalizadas y adecuadas para cada proyecto en particular. El conjunto de emprendedores podrá disfrutar de un aprendizaje a través de diferentes fases que abarcan desde el análisis hasta el diseño final del producto, pasando por el plan de producción, de fiscalidad y de logística.
Apoyándose en los beneficios que se desprenden de las campañas de crowdfunding, Boxlab 4.0 permite un aprendizaje mucho más rápido y dinámico en torno al mercado actual, acortando todos los ciclos de desarrollo y posterior posicionamiento del
producto.


Los proyectos impulsados por Boxlab 4.0

Los 12 proyectos que llegaron a la fase final durante la primera y la segunda edición alcanzaron el éxito, reuniendo la cuantía económica mínima para poder comercializar sus productos, consolidándose como una de las aceleradoras con mayor repercusión dentro del territorio nacional.
Durante los próximos meses, los proyectos de emprendimiento seleccionados se encargarán de poner a prueba sus productos. Así como identificar las fases de desarrollo óptimas de acuerdo a las necesidades de cada proyecto en cuestión.
El Programa de Aceleración Digital de Productos Tangibles Boxlab 4.0 surge a partir de la colaboración entre la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife y Fundación MAPFRE Guanarteme. Cuenta, además, con el apoyo de diferentes empresas y organizaciones que permiten seguir contribuyendo al desarrollo del crecimiento del tejido empresarial de la isla. Entre ellas, Cajasiete, Conecta Software
–Partner Platinum de Prestashop en Canarias– y SEUR – Grupo Valora.

Apostando por el emprendimiento en tiempos de incertidumbre

prensa-la-vanguardia

Publicado desde La Vanguardia.

Unas 430 millones de personas corren el riesgo de padecer fluorosis, una enfermedad ósea irreversible provocada por el consumo de agua contaminada con fluoruro, y que ahora, gracias al proyecto liderado por Luis González, se podrá superar de forma eficaz y económica.

En dosis adecuadas, el flúor refuerza las estructuras óseas y dentales, pero cuando se ingiere en exceso produce efectos adversos, como la fluorosis esquelética (que hace que los huesos y dientes se vuelvan frágiles y quebradizos), el alzhéimer y determinados cánceres, explica Luis González, en una entrevista a Efe.

El proyecto, denominado ‘Hindrop’, se enmarca dentro de la segunda edición del programa de aceleración de productos tangibles (Boxlab 4.0), organizado por la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife y la Fundación Mapfre Guanarteme.

Se trata de un sistema de filtración portátil y doméstico compuesto por zeolitas alteradas a nivel molecular. Al modificarlas molecularmente se aumenta la capacidad de “atracción” y “captación” de este mineral natural sobre determinados elementos presentes en el agua, como el flúor y el arsénico.

De esta manera, “simplemente hay que dejar el agua del grifo en el recipiente superior para que gotee hacia el recipiente inferior atravesando nuestro material, que retirará todos esos elementos contaminantes”, explica el promotor, CEO de la empresa Tagua.

Esta iniciativa lleva aparejada, además, un proyecto de acción social en países del tercer mundo y en vías de desarrollo, como México y Etiopía, dos de las regiones más afectadas por fluorosis del mundo.

“No somos la única tecnología, pero sí es verdad que somos los únicos que resolvemos este problema de una forma tan sencilla, sin necesidad de energía, de productos químicos y sin ningún otro condicionante más allá de echar el agua por la parte superior del dispositivo y beberla con seguridad por la parte inferior”, remarca González.

Como muchos otros grandes descubrimientos, este hallazgo se produjo por serendipia. “Buscábamos solucionar el problema de las incrustaciones en las tuberías, pero el fracaso fue rotundo, hasta que observamos que algunos parámetros del agua se habían alterado”, explica.

A partir de ahí, iniciaron un programa de investigación avanzada en colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), y decidieron donar la patente, en un 25 por ciento, a la Universidad de Adís Abeba (Etiopía), como “gesto simbólico”.

El dispositivo en su conjunto, “que solo compras una vez”, tiene un coste aproximado de 90 euros. Aunque para su correcto funcionamiento se deberá cambiar el compuesto de zeolitas (40 euros) anualmente. “Y con esto, se da agua de calidad a una familia media de cuatro miembros durante todo un año”, insiste.

El emprendedor asegura que ya han alcanzado el objetivo mínimo, “que era la venta de las 50 primeras unidades a un precio bonificado de lanzamiento”.

Además, dado el “interés” que ha despertado el proyecto, se ha mostrado convencido de que, a pesar de la incertidumbre y la volatilidad actual, alcanzarán todo aquello que se habían propuesto.

CUENTOS HISTÓRICOS

Otro de los seis proyectos participantes en esta segunda edición del programa Boxlab 4.0, es el desarrollado por Gara Lafuente, “abogada de profesión y escritora por afición”.

Cansada de no encontrar cuentos históricos “amenos” para sus hijos, Lafuente decidió ponerse manos a la obra y crearlos e ilustrarlos por su cuenta.

Y funcionaron “tan bien” que los padres de los amigos de sus hijos la animaron a sacar una pequeña edición, que no tardaría en ser publicada.

Los libros siguen un orden cronológico. Comienzan en el siglo VIII, y avanzan lentamente hacia la Reconquista, la Mezquita de Córdoba, Isabel la Católica y la Armada Invencible.

El objetivo es iniciar a los niños en el mundo de la lectura, y evitar el rechazo inicial “de todos ellos, cada vez que oyen algo de historia”, explica Lafuente a Efe.

A través de sus libros, los más pequeños no aprenden nombres y fechas, “ya tendrán tiempo de estudiarlas más adelante en los libros de texto”, sino que observan la historia desde una perspectiva humana, “que siembra en ellos la semilla del interés”, añade.

Otro de los aspectos más destacados de sus cuentos es la relevancia que adquieren los personajes femeninos, trágica y premeditadamente olvidados en todas las etapas de nuestra historia.

“Yo quiero que las niñas también se identifiquen con la historia y que sepan, que aunque no estén en las crónicas, formaron parte de ellas”, remarca.

A través de esta iniciativa, Lafuente espera “dar el salto” y comenzar a distribuir sus colecciones por toda España, y no solo en la comunidad “en la que aconteció el hecho histórico narrado”.

“A lo mejor el Camino de Santiago también les interesa en Sevilla y la Mezquita en Madrid”, apunta.

A pesar de la “difícil situación” actual, la abogada espera que la historia se abra camino, y que sus cuentos tengan la oportunidad de seguir despertando la curiosidad de los más pequeños por el Galeón de Manila, los 300 soldados de Budapest, la historia de Cartagena de Indias o el almirante caído, Horacio Nelson. EFE

Crowdfunding: Emprender sin arruinarse

Publicado vía El Día

El micromecenazgo permite comprobar la aceptación de un producto sin perder dinero.

Desde su nacimiento, las plataformas de micromecenazgo en masa se han convertido en una tendencia creciente que permite construir productos que no existían, editar un disco y participar en un proyecto solidario. Un servicio que está generando puestos de trabajo y no deja de crecer en fórmulas, formatos y negocio. Casi 167 millones de euros se recaudaron en España durante el año 2018, según el Informe sobre crowdfunding en España 2018 realizado por la Universidad Complutense de Madrid, un 62% más que en el año anterior.

Esta cifra podría ser superior si los promotores estuviesen asesorados en las buenas prácticas conocidas ya que un porcentaje significativo de los proyectos que fracasan no llegan a recaudar ni un euro. La consultoría en crowdfunding también es un negocio al alza aunque existen servicios gratuitos, como el programa de aceleración de proyectos Boxlab 4.0 que organiza la Cámara de Comercio tinerfeña. Un servicio orientado a productos tangibles creados por emprendedores y empresas. En la primera edición del programa, los seis proyectos finalistas consiguieron la financiación requerida para crear productos tan dispares como juegos, productos cosméticos, alimentación, o electrónica.

Aún cuando no se consigue la financiación requerida, el micromecenazgo evita que un promotor pierda dinero constituyendo una empresa, o fabricando un producto que no se va vender. La comunicación directa durante las diferentes fases del crowdfunding con los potenciales clientes permite conocer, de forma adelantada, cuándo una idea es incorrecta para cambiarla, recibir sus comentarios e, incluso, posibles variaciones. Un auténtico estudio de mercado previo a la fabricación, algo que sería poco habitual si el producto ya estuviese expuesto en la tienda.

LA IDEA: Resolver una necesidad

El micromecenazgo no es una herramienta “para ganar dinero, pero permite validar un producto, o servicio ante el mercado”. destaca Ángel González, consultor y miembro del European Crowdfunding Stakeholder Forum. Solucionar un problema de forma imaginativa, o descubrir una necesidad no cubierta muchas veces quedaba en un comentario ocurrente. El crowdfunding permite transformar este talento en negocio ante el mercado sin perder dinero, o constituir una sociedad, vendiendo las primeras unidades “con el añadido de que se genera una marca y se crea una comunidad de potenciales clientes”, recalca González.

PRECAMPAÑA: Producto mínimo vendible

No existe el maná digital que genere dinero. La etapa más larga es la precampaña, en ocasiones hasta más de un año al simultanearse con un trabajo. Implica hacer un estudio de mercado, comprobar costes de entrega final y generar una comunidad mínima viable. Es decir crear un público alrededor de la marca que tenga interés en pagarla. Guardar una idea sin compartirla es un error habitual. “Es importante comunicar para crear comunidad y apoyarte en ella para crear el producto que tenga más aceptación”, destaca Javi Blanco, creador de las bolsas para ciclistas Baggicase y ponente en la inauguración del segundo programa de aceleración de proyectos de la Cámara de Comercio tinerfeña, Boxlab 4.0.

CAMPAÑA: Comunicar y responder

Suele durar entre un mes y seis semanas. El objetivo es conseguir aportaciones rápidamente para evitar la sensación de “bar vacío”. La plataforma elegida para crear la campaña no suele ser decisiva gracias a la comunidad creada anteriormente. Es el momento de mostrar el producto, anunciar los tipos de recompensas, responder las dudas de los potenciales mecenas e incluso realizar demostraciones presenciales. “Las personas interesadas en nuestro nuevo producto no solo eran nuestros clientes, aparecieron nuevos durante la campaña”, destaca Nancy Gorrín, participante en la primera edición de Boxlab 4.0.

POSCAMPAÑA: Entrega de recompensas

Si es intensa la campaña, la entrega de recompensas puede ser un quebradero de cabeza si hay que fabricar más productos de los esperados ya que se pueden incumplir los plazos de entrega. Comunicarse con los mecenas mantiene la confianza depositada al comprar un producto que no existe y permite comprobar el grado de aceptación del producto final. Canarias tiene un gran hándicap: el transporte. “Me resulta más fácil vender a Australia, o a Japón que a Canarias”, recalca Javi Blanco tras vender miles de bolsas para ciclistas a 25 países diferentes en la campaña de crowdfunding.

MERCADO: Competir en otra liga

Tras validar que un producto tiene clientes el siguiente paso es convertirlo en un negocio. Iniciar la marca con una campaña de micromecenazgo ofrece un punto de partida en ventaja, se posee una página web con visitas, apariciones en medios y una comunidad de seguidores. “La campaña es un proceso de formación impresionante y vamos a constituir la tercera spin-off de la Universidad de La Laguna”, destaca el investigador Carlos Morán, graduado en Bellas Artes, que participó en la primera edición de Boxlab 4.0 para crear Formaché, una pasta moldeable y resistente a partir de materiales reciclados.

Más información en

https://www.eldia.es/videos/economia/2020/02/17/javi-blanco-crowdfunding-ayuda-financiar-22383322.html

https://www.eldia.es/economia/2020/01/22/camara-comercio-busca-emprendedores-tenerife/1043473.html